Surrealismo-Nacimiento

El Movimiento surrealista nace en Paris como un movimiento literario, que evoluciono e influyo en las artes, y sobre todo en la pintura y fotografía.
André Bretón, escritor Frances, en 1924 publica el primer manifiesto surrealista, Influido por las teorías de Sigmund Freud, quien pretendía descubrir el subconsciente por medio de las imágenes surgidas de los sueños, las cuales desafiaban al mundo real. Los pintores exploraban los misterios de la mente, sus irracionalidades y fantasías, en búsqueda de una nueva libertad artística. El término surrealista quiere decir, ir más allá de la realidad.

Sus iniciadores

El surrealismo cuenta con un elevado número de pintores, entre los más destacados encontramos a: Marx Ernst, Miro, Masson, Picasso, Tanguy, y Magritte.        Se dan en el surrealismo dos tendencias: la onírica, de los sueños propiamente dichos, y el automatismo, el cual partía de la libre asociación. Usaron la fotografía en la que unían lo real y surreal a través de técnicas fotográficas.
Se valieron también de temas provocativos, como la violencia y el sexo. El arte hacia posible expresar lo que habían vivido los artistas después de la primera guerra mundial. Y deseaban lograr nuevos estilos y formas de expresión artistica.

Giorgio de Chirico (1888-1974) dio origen a lo que llamamos pintura metafísica, e influyo en la pintura surrealista. El pintaba lugares y objetos reales dentro de contextos extraños, dando como resultado imágenes inquietantes. Daba especial importancia al mundo de los sueños y del subconsciente, y la yuxtaposición de objetos, que fue una nota distintiva del surrealismo. Su obra se convirtió más tarde hacia un clasicismo.

Marx Ernst (1891- 1976), artista alemán, nacionalizado Frances, desarrollo técnicas nuevas para expresar sus propias conductas inconscientes. El frottage (frotaba un lápiz sobre un papel en una  superficie con irregularidades).  Realizo collages utilizando recortes de libros técnicos y científicos, sin valor alguno. Fundó la rama del dadaísmo en 1919, que se trataba de un movimiento artístico formado por artistas y literatos disconformes con las atrocidades de la guerra. A través de sus obras se revelaban contra el arte establecido, incorporando conceptos irracionales  e imaginativos en sus obras. Contribuyo al desarrollo del surrealismo  a partir del dadaísmo, utilizando recuerdos de la infancia para influir en sus obras.

Joan Miro (Barcelona 1893-1983), su obra se caracteriza por el dibujo automático, trasladando al papel los procesos del inconsciente. Artista introspectivo, rechaza los convencionalismos tradicionales de la pintura. Artista lúdico, daba gran valor a los dibujos infantiles, aunque en su obra se advierte un grado de rebeldía, el decía que quería destruir la pintura, que era un concepto dadaísta. Los pintores surrealistas daban gran importancia a los artistas aficionados, cuya pintura partía de impulsos creativos, sin leyes estéticas. También a los dibujos infantiles y a la pintura de los enfermos…buscando siempre imágenes fantásticas o absurdas.

René Magritte (1898-1989). Se destaco por un surrealismo real, con una gran imaginación y declaraciones visuales paradójicas en su obra, en El Imperio de las Luces, se ve a la vez la noche y el día, escena onírica surrealista e irracional.

Salvador Dalí  (1904-1989). Dueño de una excéntrica personalidad, se adhirió al grupo surrealista en Paris, su método al que llamo paranoico critico, se basaba en asociaciones delirantes. Su obra explora los deseos inconscientes, el pinto imágenes desagradables y sorprendentes con un realismo meticuloso. En su obra  La Persistencia de la Memoria, con sus relojes que se derriten, nos da la sensación de que el tiempo ha enloquecido.

Expansión

El movimiento surrealista se expandió a otras naciones y ejerció una gran influencia en el cine y el mundo de las artes en general.